Casa tomas, un buen sitio donde comer en Crevillente

Casa Tomás es como encontrar un rinconcito de Galicia en pleno Mediterraneo, concretamente en la localidad de Crevillente. Un lugar, no muy grande con una bonita terraza que da un parque donde es una gozada cenar cuando llega el buen tiempo. Es un lugar conocido y por lo tanto os recomiendo que reservéis antes de ir, aunque también es cierto que este verano hemos ido un par de veces sin reserva y no hemos tenido problema (también hay que tener en cuenta que Crevillente no es costero y por lo tanto en época de vacaciones estivales suele estar menos concurrido).

casa tomas

Leer más

Comer en Bañeres – Venta del Borrego

Todo en su medida cerca de lo perfecto… Servicio atento, simpático y sin peloteos. Calidad, precio , servicio…
La calidad de la comida muy alta, sorprende que un restaurante de carretera pueda proporcionar este nivel.

Si estáis por Campo de Mirra, Biar, La Canyada de Biar, Beneixama, Banyeres de Mariola, Bocairent y no sabes donde comer, no lo penséis, acierto seguro.

Se trata de un restaurante familiar que ha evolucionado en calidad y servicio con los años. Tienen un menú diario a 10 euros entre semana y otro de 21 € fin de semana. De todos modos os digo también que con platos (si no sois muy comilones) os quedáis satisfechos y os gastáis algo menos de dinero. Por cierto, las carnes una pasada y una carta de vinos bastante variada. Si optáis por las paellas tampoco os vais a equivocar.

En un lugar visitado tanto por gente local como por forasteros pero creo que a poca gente le defradurá (siempre habrá algún inconformista).

En la decoración una combinación entre lo rústico y lo moderno que te hace sentir en un ambiente hogareño.

Pues lo dicho, si buscas donde comer por la zona de Banyeres de Mariola, esta puede ser una buena elección.

 

Restaurante “La Tropical” en Los Alcázares de Murcia

Este fin de semana hemos hecho una escapada de pareja a nuestra vecina y tan querida región de Murcia. Como sabeis no es la primera vez que alago esta zona, su gente, su gastronomía y su excelente relación calidad precio. En esta ocasión hemos estado por la zona cercana a La Manga del Mar Menor, un lugar que aunque nos pilla muy cerca (a menos de una hora) nunca lo habíamos visitado.

Llegamos viernes a nuestro hotel de Torre-Pacheco y tras acomodarnos era hora de emprender la aventura de buscar un lugar para comer, porque comer en una zona que no conoces de nada siempre es una aventura que puede o no salir bien. El caso es que nos dirigimos hacía la Manga y nos encontramos con su puerta, el maravilloso pueblo de Los Alcázares, un lugar que inicialmente parece un pequeño pueblo que pasa desapercibido sin más pena ni gloria pero, en el que conforme te adentras en sus calles, descubres que tiene un potencial turístico propio de la zona de Torrevieja, San Pedro del Pinatar, etc …

Recorrimos sus calles cercanas a la playa viendo los distintos chiringuitos y ninguno nos convenció, sin embargo pasamos por la puerta de un local que aunque no estaba a la orilla del mar rebosaba buenas vibraciones, bueno realmente nos llamó la atención la caja de marisco y pescado que bajaban de un coche justo en el momento de pasar. Eran escasamente la 1 del medio día y decidimos entrar. Estábamos en los dominios de La Tropicana. Al parecer es un lugar con mucha historia en esta población y con una barra que nada más entrar invita a quedarse.

Nuestra idea no era sentarnos en el restaurante si no más bien comer de picoteo en la barra y he de deciros que la decisión fué de lo más acertada. Este lugar tiene calidad, elaboración y un precio justo. Nuestra elección fue la siguiente:

  • Tartar de atún.
  • Almeja Gallega.
  • Berenjena con Foia
  • 2 Cañas
  • 2 Copas de Vino blanco
  • Tarta de Queso
  • Quesos de Autor para dos
  • 1 Copa de Oporto LBV
  • 1 Copa de Moscatel de Alicante

Uno de los platos más sorprendentes fue el Tartar de Atún, en primer lugar porque no es un plato que encuentres en cualquier sitio y en segundo lugar por su presentación y su sabor, un 10.
Las almejas estaba muy ricas, las pedimos solo cocidas para no empañar su sabor y os puedo decir que son de un tamaño considerable y de un sabor riquísimo, con esos toques de mar que buscas en este tipo de moluscos.
La Berenjena al Foia fue el único plato que no nos sorprendió, se trata de berenjena rebozada con un trozo de foia y de jamón por encima. El plato estaba bueno, sin embargo en mi opinión deberían hacer el rebozado más fino o incluso usar una tempura en su lugar.

El colofón de tan deliciosa comida fueron los postres; por un lado unos quesos riquísimos que te sirven sobre una pieza de pizarra (o similar) y cada uno con su nombre y procedencia y por otro una tarta de queso espectacular (hacia años que no comía una tarta como esta). Estos postres aderezados con una copa de Oporto LBV y otra de Moscatel de Alicante. El total de la cuenta fueron 44€, un precio que para la calidad, atención y cantidad que comimos considero bastante justo (también es cierto que nos invitaron a las copas del postre).

Como podéis deducir de mis palabras todo fue muy bueno, realmente hacia tiempo que un lugar no nos sorprendía de esa forma y sobre todo en el enclave en el que está. Cuando vas a un lugar costero y turístico esperas más de lo mismo (chiringuitos, paellas y poco más).

También tuvimos la oportunidad de hablar con el gerente y el trato y la atención fueron de 10. Señores de la Tropical, no cambien. Ya sabeis dónde comer en Los Alcazares


Ver El tenedor Afilado en un mapa más grande

Día en Tabarca, Caldero de Amparín.

Hoy hemos decidido pasar el día en la Isla de Tabarca, una reserva natural marítima a pocos kilómetros de Catral, donde tengo buenos recuerdos tanto infantiles como más recientes por haber vivido buenos días en familia y con amigos. Para llegar partimos desde Santa Pola donde en una media hora como mucho estás allí. Es un lugar que a mi me encanta (pese a que el interés económico lo ha convertido en algo bastante turístico, únicamente frenado por las reglas que establece el ser un lugar protegido), sus aguas cristalinas a través de las que puedes ver incluso en la playa peces, sus calles empedradas, sus lugares más escondidos donde te transportas en el tiempo … y obviamente su gastronomía. Como os decía es un lugar que por su potencial económico está siendo bastante explotado y eso implica que los precios no son bajos, no obstante podéis pasar un día  por unos 32€ por persona (viajes de ida y vuelta y comida incluido):

  • Viaje de ida en lancha rápida y vuelta en barco: 10 €
  • Menú de Paella (1ra bebida, ensalada, unas frituras, una paella de marisco, postre y café): 15 €
  • Hamaca (bajo un toldo): 7 €

En nuestro caso hemos ido a Tabarca 2 adultos y 2 niñas (pero una de ellas no paga embarque por ser menor de 4 años). En lo referente a lo gastronómico nos hemos querido dar un homenaje y probar el famoso caldero de Tabarca, no hay duda que la calidad del pescado en muy alta. Como siempre os detallo que hemos comido:

  • 1 Jarra de Tinto de Verano
  • 1 Jarra de Sangria
  • 1 Botella de Agua de 1.5 l
  • 1 Ración de mejillones al vapor
  • 1/2 Ración de Chipirones
  • 2 Pasteles de Calatrava
  • 1 Natilla con galleta y chocolate
  • 1 Helado
  • 1 Café Cortado
  • 1 Café Solo
  • Unas vistas de infarto 😀

Bueno, comenzamos por los chipirones.. Nosotros hemos pedido 1/2 ración pero o se han equivocado o 1 ración entera de chipirones yo no me la como, muy buenos, sobre todo (y lo que se echa de menos a menudo en este plato) sabían más a chipirones que a fritura. A continuación los mejillones que no han durado en la mesa practicamente nada.. en este caso me ocurre al contrario que con los chipirones, me refiero a la cantidad. Venian 13 mejillones… en primer lugar ¿ que tipo de cantidad es esa ?, ¿y si llego a ser supersticioso?.. en fin, para ser una ración la he visto escasa, quizás también porque estaban muy buenos y me he quedado con ganas de más (menos mal que no han puesto más porque lo que viene a continuación nos ha hecho cara).

Llega el caldero (el pescado por un lado con sus trocitos de patatas y el arroz por otro). Debéis saber que el caldero que comeréis si vais de menú no es el mismo, confirmado por la dueña que el pescado usado en uno y otro no es el mismo y es que un menú de caldero son 30€ /p y una ración de caldero solo son 22,5 € / p  (no olvidemos que el menú incluye ensalada, fritura, la primera bebida, el postre y el café). El pescado usado ha sido gallina, un pez muy feo pero muy sabroso, aunque con muchas  espinas. Estaba delicioso con su caldito y su ali-oli. A los 10 minutos nos han traído el arroz en un perol metálico donde, tal y como mandan los cánones, había un dedo de arroz. Por separado estaba todo muy bueno, pero si el arroz lo “riegas” con el caldo del pescado ya está impresionante. Para mi uno de los mejores calderos que he tomado.

Es importante destacar que el caldero era para 2 personas y hemos comido 4 personas. Dos son niñas pero las que las conocen saben que comen casi como adultos (las dos).

Turno de los postres, las raciones muy generosas (lo siento, hice la foto cuando ya estaba terminándolo, cosas del tinto de verano y la sangría) sin embargo el pan de calatrava estaba excesivamente dulce y algo empachoso. Las natillas, por otro lado, estaban bastante buenas.

El café tampoco ha sido lo mejor, no se que marca usan pero no me ha gustado el sabor. No sabría decir exactamente que no me ha gustado, quizás demasiado tostado.

Otro punto negativo que debo destacar ha sido el servicio. Todo ha comenzado bastante bien pero poco a poco se ha ido ralentizando y en dos ocasiones hemos necesitado pedir al camarero una cosa y tras hacerlo (a los 10 min) no hemos recibido lo que habíamos pedido. Quizás deberían reforzar un poco el servicio para estas fechas (sábado y agosto).

En total la cuenta ha ascendido a 106 €, como veréis la cuenta no es barata pero el caldero estaba muy rico, el pescado muy bueno y obviamente el lugar lo pagas también. No es un lugar para comer todas las semanas pero vale la pena probarlo.


Ver El tenedor Afilado en un mapa más grande

“Aqui me quedo”, un lugar realmente para quedarse

restaurante en archivel - aquí me quedo

Este es el segundo año que visitamos este lugar. Las vacaciones familiares las pasamos en una casa rural y en el pueblo en el que estamos, Archivel, hay un Bar/Restaurante que no ha perdido para nada su encanto Bar local. Para mejorar esto los dueños son gallegos lo que añade muchos puntos a la comida de este lugar.

Leer más

Galería Paris – parada obligatoria en Oporto

galeria paris - oporto

Este veranos hemos visitado a nuestro vecino peninsular Portugal, concretamente la ciudad de Oporto. En nuestro itinerario teníamos como visita obligada la pintoresca Galería París. Se trata de una tienda de antigüedades convertida desde hace unos años en una cafetería / restaurante.

Leer más

Giovanni, Cocina Italiana en la Vega Baja

El restaurante Giovanni es un pequeño y acogedor restaurante situado en el corazón de la Vega Baja, Almoradí. Como decía es un lugar pequeño, para no más de 30 comensales (según mis cálculos) y que a través de su comida os transportará a la “bella Italia“.

Esta aventura gastronómica la iniciamos mi compañero de fatigas laborales y yo motivado por un pequeño experimento en el que estamos inmersos y donde la pasta es la protagonista de modo que siendo miércoles, finales de julio de 2013 y con un sol de justicia decidimos ir a probar sus espaguetis a la carbonara.

Deciros que el restaurante italiano Giovanni dispone de un menú diario de 11.95 €, que si bien no es excesivamente económico si que es justo y acorde a la calidad y variedad que ofrece.

Leer más

De Bassus – Comida alemana 100%

Llevábamos tiempo queriendo ir a este sitio, en primer lugar porque siempre me ha gustado la inconsciencia de los germanos a la hora de comer y beber y por otro lado porque tenemos varios amigos que nos lo han  recomendado en varias ocasiones y por fin llego el día, por fin hemos probado el “DE BASSUS BAVARIA“. En la provincia de Alicante tiene varios locales (Elche, La Zenia, Torrevieja y creo que están abriendo uno en Alicante), pero en nuestro caso por cercanía fuimos a La Zenia.

Leer más

Pizzeria – Hamburguesería OVI en Catral

Este local es el típico lugar por el que todos hemos pasado cuando en nuestra época “más” joven, cuando empezábamos a salir los sábado, iniciábamos la noche. Hay que decir que han sabido adaptarse al paso del tiempo y su local ha ido evolucionando con algunas reformas para no quedarse estancado en el pasado.

Aquí uno sabe que va a comer y para algunos de nosotros es de obligada visita los viernes al medio día y siempre con el mismo menú.

Un plato de patatas bravas… crujientes y con una salsa que te hace sumergir la lengua en cerveza sin pensarlo y encima buenísima… El plato principal es un bocadillo especial de la casa llamado “monti”.. se trata de media baguet muy crujiente con baicon, huevo, lechuga, tomate y queso. Está delicioso, pero no abuseis que es una pequeña bomba calorica.

Sus dueños son muy cercanos y os atenderán como si estuvierais en casa. Resumiendo, comer allí 3 personas con una cerveza muy fria cada uno, un plato de bravas y 3 bocadillos “monti” os costarán 18€ (6€ por cabeza).

Podeis encontrarlos en.

C/ Purísima 1
03158 (Catral)
Alicante
Tlf: 965 101 213

No dejéis de ir a probarlo y darnos vuestra opinión.

Ver El tenedor Afilado en un mapa más grande